Posteado por: apmf | diciembre 20, 2008

Thomas Owens Jaén, Padre de la Medicina Familiar en Panamá

foto-dr-owens-y-sra-21congreso-medicina-familiar-16-al-18-8-07-037foto-owens-sampson-y-castaneda-41

Hoy resulta muy poderoso el deseo de escribirles y compartirles sobre quién ha sido un héroe en la práctica de la medicina panameña y he admirado mucho, igual que numerosos médicos(as) por su humanismo, don de caballero ejemplar y entrega total a su profesión.

El Doctor Owens fue docente por varias décadas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, de la cual egresó con los más altos honores, siendo capítulo de honor Sigma Lambda, en esta facultad reconocida mundialmente como exigente y prestigiosa. De allí que todos los médicos renombrados y líderes de la medicina que usted conozca en ejercicio formados allí, pasaron por las aulas de clases del Dr. Owens. Era tal su brillantez académica, que le era difícil tolerar la mediocridad o la falta de entrega en la práctica médica. Y como nos decía alguna vez, cuando comentábamos del uso incorrecto de una terapéutica, decía: “No le perdono esa falla si ese colega es egresado nuestro”; marcando su profundo orgullo docente y la seguridad con que la expresaba, que “aquí en Panamá se forman los mejores médicos(as) del continente”.

No era sólo un impetuoso intelectual de la medicina, sino que degustó mucho las artes filosóficas -literarias con artículos nacionales e internacionales- , era experto catador de vinos y además fue parte de los socios fundadores de la Sociedad Panameña de Medicina General y apoyó la creación  del servicio de geriatría en la Caja de Seguro Social. Pasó no sólo de competidor en el deporte de pesas, sino pionero de la medicina deportiva panameña y fue un demócrata civilista consumado, Padre y Creador de la Medicina Familiar en Panamá, siempre buscando la excelencia académica y humanista, con una entrega y amor contagioso dirigido hacia el núcleo vital de la sociedad panameña, la familia.

Es pues así, que cada día, más jóvenes médicos como yo, ven en el entorno de ese estilo de práctica médica, centrada en la gente y no en órganos enfermos; la solución esencial del sistema sanitario panameño. Es mantener vivo a ese médico de sonrisa amable, empático, ese verdadero médico de cabecera bien formado, con gran capacidad de resolución integral de los problemas de la población; ese médico que no ha sido vencido por el acoso de un sistema de administración en salud que despersonaliza, fracciona y obliga a referir todo. El maestro de maestros, Dr. Owens, se caracterizó por no ser conflictivo, era pausado pero firme en sus principios, con una elegancia a lo irlandés; irradiaba cariño hacia sus pacientes y conocidos. Era como lo reconocían el “ombusdman de los pacientes” y su protector contra los abusos del sistema.

Me enseñó al igual que a otros de sus discípulos, a amar la Medicina de Familia,  donde se resolvieran los padecimientos de los pacientes en la consulta ambulatoria, previniendo enfermedades en la comunidad y evitando en lo posible que cayesen en los “palacios de las enfermedades, los hospitales”, símbolo de la excelencia clínica, pero a la vez señal de fallos en el primer nivel de atención.

Nuestra misión es y será mejorar esto, que no se saturen nuestros amigos colegas hospitalarios, con padecimientos que deben resolverse antes que complicarse y llegue rápido lo que debe llegar a ese nivel. ¿Acaso usted recuerda a un médico familiar como él? Atendía en los hogares, hacía cirugía menores y que podía con destreza dar consejería de parejas, adolescentes y tratarle sus otras enfermedades. Pues permítale decirle que mucho tiene que envidiarle usted a miles de panameños ricos y pobres que se atendieron con el Dr. Thomas Owens en la Policlínica Presidente Remón de la Caja de Seguro Social o en su consulta privada. Por cierto, fue allí en medio de su gente humilde,  donde ejerció la consulta privada y jamás la abandonó por más de cuarenta años. Siendo una eminencia médica, nunca quiso mudar su clínica del barrio humilde…allí lo buscaban miembros de la clase media-alta panameña pues se buscaba al mejor médico. Ahora que ha fallecido, sólo puedo enorgullecerme recordando una reciente conversación, cuando me ha estrechado mi mano con cariño una anciana y me dice “gracias doctor, usted es muy bueno porque nos toca, es cariñoso, no es frío, ni distante, me recuerda a mi médico que se jubiló”, ¿conoció usted al Dr. Owens? …respondiendo honrado dije: “Sí, fue mi maestro”.

He aquí mi humilde tributo, al médico que más he admirado y ha sido fuente de inspiración para quienes amamos la profesión y la defenderemos por siempre, esperando ser usados como instrumentos de la paz de Dios como me señaló una vez , recordando a San Francisco de Asís.

Un abrazo solidario a su esposa Criseida, hijos y familiares.

Dr. Fernando Castañeda, especialista en Medicina Familiar, Panamá

Anuncios

Responses

  1. A Criseida, a Thomy, a su hijas y todos sus hijos….conoci hace ya 15 años a nuestro maestro. Tuve la suerte de poder hacer una reseña en un libro que alguna vez publicamos en CIMF. Pero por sobre todas las cosas, me queda el recuerdo de cada encuentro que tuvimos juntos y con su eterna compañera, y el agradecimiento que abriera su familia cuando recien empezaba en estas lides, de las cuales el ya llevaba varios años de ventaja peleando por nuestra especialidad en Iberoamerica. Me quedo con su bonhomia, su inteligencia, con el amor con que lo vi tratar a todo ser humano, con nuestras mesas compartidas, y con esa sonrisa, quiero recordarlo asi. Integro, leal, America Latina ha perdido un maestro. Solo me entristece el no haberlo podido ver en estos ultimos años, y me siento orgulloso de sentirme tambien un discipulo. No mucho mas, las palabras huelgan. Y solo me quedo con la decepcion de no poder estar acompañando a su familia en este momento. Profesor Owens, gracias por su amistad. Honremos su memoria cada dia siguiendo su camino.

  2. Tuve el honor de conocer al Dr. Owens y siempre lo recordaré como padre ejemplar, hombre de familia, que supo levantar una familia honorable y con principios.
    A su familia, a su esposa Doña Criseida, a sus hijos y familiares, mi sentido pésame.

    Un hombre como él, solo merece estar en la gloria de Dios!

  3. Dr. Owens siempre fue para mi un ejemplo a seguir gracias a su dedicacion y sentido humanitario me decidi por medicina familiar profesion que ahora practico con mucho orgullo tal como el gran maestro me lo enseno.
    Lo vamos a extranar mucho MAESTRO.
    Mis condolencias a su familia por esta perdida irreparable

  4. Un tributo de admiración y cariño a la persona que más ha influenciado mi carrera medica.

    Después de una educación médica compartimentada, tuve la gran oportunidad y el honor de completar la residencia de Medicina Familiar bajo la dirección del Dr. Owens. En esa época, oíamos a los especialistas referirse a nosotros como los “mediquillos de la comunidad”. El Dr. Owens, por el otro lado nos instiló orgullo al mostrarnos con su gran elocuencia y con su ejemplo, cómo los médicos familiares somos la base integral del sistema de atención médica. El nos enseñó que un médico familiar no es un médico general que sabe un poquito más, ni un médico que sabe un poquito de cada especialidad. Ser un médico familiar comienza con la actitud; la devoción al cuidado de los pacientes, el arte de integrar todos los elementos que influencian la salud y la enfermedad, y la necesidad de prevenir enfermedades y complicaciones y así evitar el uso de las instituciones de atención secundaria y terciaria.

    Las enseñanzas del Dr. Owens nunca me han dejado en los 19 años desde que terminé la residencia. Impresiono a mis colegas cuando les digo anécdotas sobre el director de mi programa de residencia, y cómo él era un verdadero maestro. Sus preceptos inspiran todos los días de mi carrera de atención primaria.

    A la Dra. Criseida, a sus hijos, en especial mi amigo Tommy, mis oraciones están con ustedes.

    A todos los médicos familiares de Panamá, los acompaño en el pesar de esta gran pérdida, y en el deseo de continuar fortaleciendo la Medicina Familiar.

    Alina Urriola y familia.

  5. No lo conozco ,al parecer fue un Gran Maestro

  6. A la Dra. Criseida y familia mis más sentidas condolencias.
    En octubre de 2005, asistió como expositor al congreso de Medicina de la Universidad Santiago de Cali, que ese año se dedico a Medicina Familiar.
    Tengo un recuerdo de un Gran Hombre, sencillo, amable y con mucho amor por lo que hacía, siento tristeza por la pérdida de un ser humano tan integro.
    Gracias por sus enseñanzas. Siempre estará en mi memoria como un modelo a imitar.
    Stella Urdinola
    Especialista en Medicina Familiar
    Universidad del Valle
    Coordinadora Medicina Universidad Santiago de Cali

  7. Un gran hombre, lo conoci en 1991 en oportunidad del congreso de la cuenca del Plata en Cochabamba Bolivia, yo era residente de primer año, me impacto su personalidad, sobre todo su sencillez, fue uno de los mosqueteros junto a un grupo maravilloso de medicos de familia como el Dr. Julio Ceitlin, Felix Gruber, Jorge Galperin, y otros grandes profesores que en este momento no se me vienen a la memoria, recorrieron varios de nuestros paises para implementar y fortalecer la medicina familiar.
    Miguel Angel Suarez Cuba
    La Paz Bolivia

  8. Soy una de los miles de pacientes que el Dr. Owens atendió. Me atendí con él por casi 40 años, creo que no hay doctor en Panamá igual, ni parecido a él. Casi toda mi familia se atendió con él. Lo extrañaré de por vida. Que Dios lo tenga en la gloria y que desde allá, ilumine a muchos médicos para que lo imiten………

    Lidia B. Chan
    Panamá

  9. Conocí y me forje bajo la excelencia de la formación brindada por el Dr. Owens a los que hoy somos orgullosamente egresados de la facultad de medicina de la universidad de Panamá.
    Me duele y me pesa el evidenciar como en los últimos años, en muchos centros de atención públicos en donde acuden mucha gente humilde a pedir atención médica, la práctica de la medicina se ha venido deshumanizando por parte de algunos malos representantes de la profesión médica que definitivamente no conocieron al Dr Owens ni mucho menos conocen ni comprenden la grandeza de sus fundamentos y principios como pilares fundamentales en la práctica de una medicina más humana y dirigida a la pasión y comprensión del individuo como ente que lo que pide de nosotros es que lo curemos.
    Doy gracias a Dios por haberme formado bajo la tutela de ese gran médico de nuestra nación y siempre lo recordare con mucho cariño.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: